Un marcapáginas para cada uno de tus libros

¿Estás buscando algo que te ayude a no perder la página del libro por la que vas leyendo?

La esquina de la hoja doblada. Un ticket reutilizado. Cualquier cosa que nos sirva para no olvidar la última página que hemos leído de un libro y que no nos perdamos. Cada uno tenemos nuestra propia forma, pero muchas veces la que elegimos (sobre todo si son de las que ya hemos comentado) no es la mejor.

¿Cuál es la solución? ¡Tener un marcapáginas!

Cualquier separador de libros que escojas de nuestra web hará mejor su función que un trozo de papel reciclado y además conservará al máximo el estado original de os libros. Una vez los utilizes, no querrás dejar de hacerlo.

Un libro, un marcapáginas

ejemplo de marcapáginas
Un marcapáginas no tienen por qué ser genérico, puede ser especial para cada libro

Si lees libros en papel, sabrás que leer solo uno a la vez ¡es casi imposible!

Nuestras ganas de saber y meternos en diferentes historias hace que tengamos varios libros empezados y en cada uno, tendrás un marcapáginas.

Los marcapáginas que utilizamos hoy en día están hecho de papel o cartulina, con algún dibujo y texto de forma que a parte de señalar la página por la que vamos leyendo, el diseño se identifica con nosotros, con nuestros sentimientos o con el libro en el que lo estamos usando.

Por eso es importante que elijas un marcapáginas adecuado tanto si lo quieres para regalar como si es para ti.

Si estás buscando marcapáginas para imprimir, aseguraté de utilizar una cartulina con un grueso adecuado. Ya que te esfuerzas en hacerlo tu mismo, no querrás que se estropee rápidamente por ser muy fino. Como solemos leer con el marca páginas dentro, tampoco debes elegir una cartulina muy gruesa ya que luego será incómodo por la curvatura que cogen los libros al tenerlos en la mano.

¿Cuál es su historia?

Hay cientos de años de diferencia entre la invención de la imprenta y cosas tan modernas como los cargadores inalámbricos y aún así los marcapáginas apenas han variado en su diseño y su utilización.

Hace muchos años, en los libros más valiosos, se utilizaba una cinta fina (que muchas veces es de tela) que está pegada a la parte superior del libro. De esta forma, cuando acabamos de leer, ponemos esa cintilla en la hoja por la que vamos y así la próxima vez la podamos localizar fácilmente.

libro con marcapáginas
En algunos libros se utiliza una cinta como marcapáginas

Aunque hay algunas noticias que hablan de que ya en el siglo XVI había marcapáginas que eran utilizados por la realeza, en el siglo XX es cuando se expande su uso y llega a todos los rincones del mundo.

Debido a la decisión de los fabricantes de ahorrar dinero en la fabricación de libros, cada vez es menos frecuente ver esta cinta y tenemos que recurrir a otro tipo de prácticas para no perder la página por la que vamos.

Si utilizas uno de los que hemos mencionado antes (doblar la esquina y un trozo de papel) tienes que saber que hay otra manera de hacerlo. Hay cientos de marcapáginas originales que son una solución mejor y que puedes utilizar tu mismo o puedes regalar, él solo o junto a un libro de los más vendidos del momento.

¿Por qué utilizar o regalar un marcapáginas bonito?

marcapáginas de regalo
Regalar un marcapáginas con un libro es un gesto muy bonito y personal

Seguro que después de leer hasta aquí ya estás buscando marcapáginas originales para comprar y poder tener uno personalizado para ti o para tu libro, pero por si acaso, te dejamos más motivos para que destierres el método de doblar la esquina que deja todos los libros marcados:

  • Sabrás rápidamente en qué página te quedaste el último día.
  • Los libros tendrán un segundo uso y no te dará vergüenza dejárselos a nadie.
  • El diseño te puede recordar a algo y animarte con la lectura.
  • ¡Hay miles de marcapáginas bonitos para que puedas elegir el mejor para tu libro!

Te dejamos un listado con los marcapáginas más originales que puedes comprar ahora mismo.